Consejos para acabar con las agujetas - Arcadia

marzo 24, 2019de Arcadia0
CONSEJOS_AGUJETAS.jpg

Si eres aficionado del deporte y tienes programado semanalmente tu sesión de entrenamiento físico para estar en forma, ya debes conocer como la palma de tu mano qué es sufrir, en multitud de ocasiones, de dolores musculares tras una sesión intensiva de ejercicios. De lo que estamos hablando no es de lesiones, sino de las temidas molestias comúnmente conocidas como agujetas. Si por el contrario te estás adentrando al adictivo mundo del deporte te recomendamos que te mentalices porque estamos seguros que tarde o temprano aparecerán estas molestias tan típicas.

Las agujetas son solo unas pequeñas rupturas de los músculos que no estaban preparados para el estiramiento o el ejercicio intenso. Padecer de ellas no es un problema grave, simplemente es una señal que nos da nuestro cuerpo para avisarnos que hemos hecho un sobreesfuerzo al que no estábamos acostumbrados. Aún no tenemos el antídoto para que las agujetas desaparezcan al instante, pero desde Arcadia te damos estos consejos que te ayudarán a relajar la musculatura y olvidar el dolor (aunque sea solo por uno pequeño ratito).

La sauna es un fuerte aliado. Hoy en día, hacer uso de la sauna es una práctica habitual para muchas personas que desean cuidar su salud y mantener su cuerpo en forma. Lo que muchos no saben es que someternos a altas temperaturas relaja los músculos y reduce el dolor que podemos tener después de hacer ejercicio. Solamente estando sentados dentro de la sauna, aumenta el riesgo sanguíneo de los músculos y permite la oxigenación del cuerpo. Los profesionales de nuestros centros recomiendan hacer 3 sesiones de sauna después del ejercicio, por ello es aconsejable permanecer dentro de la cabina entre 8 y 12 minutos y hacer 15 minutos de pausa entre cada sesión. También es muy importante hidratarnos después de estas sesiones, ya que nuestro cuerpo pierde mucho líquido y tenemos que compensarlo bebiendo, como mínimo, un litro de agua.

¡No te saltes los estiramientos! El hecho de estirar al finalizar cualquier actividad deportiva es un «must» para reducir el riesgo de lesiones, trabajar la movilidad de las articulaciones o mejorar nuestra flexibilidad. Y sí, estirar también es una técnica que ayuda a disminuir el tono muscular y favorece el riesgo sanguíneo. Con eso queremos decir que estirar destensa los músculos provocándoles una sesión de relajación inmediata.

Un par de minutos en agua fría. El efecto del frío se ha encontrado eficaz en la reducción del dolor y la inflamación de los músculos. Es por eso que recomendamos ducharnos haciendo una combinación de agua templada y fría que relajara nuestro cuerpo y reducirá tensiones. Si el dolor de las agujetas es muy fuerte, podemos utilizar el hielo como elemento para aliviar el dolor de manera temporal en zona concretas. El efecto del hielo es efectivo cuando lo dejamos no más de diez minutos en la zona donde sufrimos los efectos de las agujetas, ya que este tiene un efecto “anestésico”.

Relájate, llega la hora del masaje. Un masaje suave aliviará el dolor y ayudará a que los músculos se regeneren. Los masajes son una buena fuente de estimulación para la circulación y ayudan en la aceleración de nuestra recuperación. Además, nos ayudarán a recuperar el estado de las fibras en zonas concretas de nuestro cuerpo.

Ahora que ya sabes nuestros consejos para hacer frente al dolor muscular, la excusa de las agujetas ya no nos vale. Como consejo extra, nuestros entrenadores personales en Arcadia Fitness recomiendan calentar bien antes de cada sesión de entrenamiento físico, iniciar la actividad de forma progresiva según nuestro cuerpo y capacidad física e incluir avances gradualmente. Tanto si eres un beginner o un veterano en el deporte, puede que te sea de gran ayuda dejarte asesorar por un profesional que te aconseje sobre los ejercicios que deberías hacer y como debes hacerlos para evitar las agujetas.


Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *