Ejercicios aeróbico entre series, clave para perder grasa - Arcadia

enero 14, 2018de Arcadia0
Aerobico-super-series.jpg

La quema de calorías es uno de los principales objetivos que buscamos la mayoría de nosotros cuando acudimos a entrenar al gimnasio. Perder los kilos que nos sobran y conseguir una buena salud son algunos de los objetivos que buscamos, y para ello seguimos diferentes técnicas de entrenamiento.

Una de las más conocidas para quemar calorías es la realización de ejercicio aeróbico, aunque otras muchas personas hacen super series, lo que viene a ser la realización de dos ejercicios de forma consecutiva y sin descanso entre ambos.

Ejercicios aeróbicos que, incluidos entre las series del entrenamiento, te ayudarán a quemar más grasa y a aprovechar al máximo tu actividad física. Cuando incorporamos ejercicios aeróbicos entre series, nuestro entrenamiento será en forma de circuito. Ya que no estaremos incorporando descansos. De hecho, el entrenamiento en circuito consiste precisamente en eso. En la realización de varios ejercicios (estaciones) sin descanso.

Los circuitos pueden ser de distinto tipo:

  • Con ejercicios que trabajen una misma cualidad.
  • Combinando ejercicios de distinto tipo con el fin de trabajar varias cualidades físicas básicas.

En este caso estaríamos ante un tipo de circuito en el que se combinarían ejercicios de fuerza con ejercicios aeróbicos. O lo que es lo mismo, ejercicios de carácter anaeróbico y aeróbico.

Ejercicios aeróbicos entre series: el gasto calórico

Eso sí, para el desarrollo óptimo de la masa muscular y fuerza se requiere una buena recuperación de la energía agotada en cada serie, procedente de la fosfocreatina que hay en los músculos. Y con este tipo de entrenamiento no lo conseguiríamos. No estaríamos dando ese necesario descanso para que esto se produzca.

Por otra parte, realizar ejercicios aeróbicos entre series nos permitirá mantener un mayor ritmo cardíaco con respecto a si guardamos reposo absoluto entre series. Como consecuencia de esto, se producirá un mayor gasto calórico total.

Pero ojo, ese mayor gasto calórico no solo se producirá durante la sesión de entrenamiento… Después de la sesión nuestro consumo de oxigeno será más alto. Nuestro metabolismo asciende y ese consumo de oxígeno aumenta. Incluso por la necesidad de restaurar todos esos depósitos de fosfocreatina que no pudimos regenerar entre series.

A su vez, ese mayor consumo de oxigeno post-ejercicio (EPOC) supondrá un mayor gasto energético hasta en las siguientes 48 horas después de la sesión de entrenamiento. Por tanto se traducirá, con la correcta aplicación de este sistema en el tiempo, en un aumento de nuestro metabolismo, uno de nuestros objetivos a la hora de quemar grasa.

Masa muscular y pérdida de grasa

Por otro lado, la presencia de ejercicios de fuerza permitirá mantener ese tejido muscular que tanto nos cuesta ganar y que nos ayuda en la quema de calorías. Recordemos que por cada 1’5 kg de músculo que ganamos nuestro metabolismo basal aumentara en un 7%  Es decir, que ese músculo ganado nos permitirá quemar un 7% más de calorías. Incluso en estado de reposo.

Por último, decir que son muchas las investigaciones que demuestran que para que estos efectos se produzcan, las intensidades han de ser elevadas. Por eso, tendremos que planificar correctamente las sesiones, los descansos y los periodos de mayor y menor intensidad. Así evitaremos las sobrecargas y sacarle el mayor partido posible a este sistema.

Nuestra recomendación como entrenadores es que, debido a la intensidad del entrenamiento y a ese elevado EPOC, se realice en días alternos no consecutivos y siempre bajo la supervisión de nuestros monitores que te aconsejarán el tipo de ejercicio que más te conviene según el caso.

Este sistema tan intenso como ameno, te ayudará a conseguir tus objetivos.

 


Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *